Pacífico Medio, una transformación al son de la marimba y tambor

Los cuatro municipios que integran la subregión de Pacífico Medio, 3 pertenecientes al departamento del Cauca y 1 al del Valle del Cauca, ocupan 14.321 km2. De la parte central de lo que se ha llamado el Chocó biogeográfico, la zona con mayor biodiversidad por km2 y la más lluviosa del mundo.

Desde el filo de la cordillera occidental de los Andes, que tiene picos hasta los 4 mil metros de altura, descienden, por sus empinadas montañas y frondosos bosques, una enorme cantidad de arroyos, quebradas y ríos, llegando a una planicie de valle aluviales donde se forma una espesa selva tropical lluviosa, con ciénagas y humedales. Para llegar a una zona de manglares en la costa del mar Pacífico, y se adentra en este que recibe cada año a las ballenas.

Motivados por las narraciones de indígenas que sacaban el oro de estos ríos, llegó el reino español con cuadrillas de personas esclavizadas. Estos, recién llegados de todas partes de África y en su mayoría jóvenes, se fueron asentando en las riveras de los ríos, generando una nueva cultura que mezcla conocimientos y creencias de sus ancestros, de los españoles y de los indígenas.

Las comunidades afro que lograron alcanzar la libertad con la fuerza de su trabajo, terminaron siendo estigmatizadas, poniendo en riesgo la cohesión social alcanzada. Por decisiones del poder central, tanto en la Colonia como en la República, que desconocía la realidad, afectaron a las comunidades negras e indígenas, teniendo que desplazarse más adentro de la selva. Fue entonces que llegó la gran minería, con sus prácticas ilegales y no acordes al medio ambiente, y de nuevo se vieron obligados a desplazarse, pero esta vez regresando a centros poblados, donde la ausencia de oportunidades y la carencia social fueron causas de más violencia, agudización de la pobreza, sumado a la contaminación de las aguas que generó esa nueva minería, la deforestación por cultivos ilícitos y el tránsito permanente de grupos armados que buscaban el control de estas economías ilegales.

A este escenario, que a pesar de ser desolador nunca ha derrotado la sonrisa de las comunidades del pacífico, llegan los PDET para ser un espacio de escucha, de trabajo colectivo y de toma de decisiones a partir de los anhelos y necesidades del territorio. Fue así que con la participación de 6.702 personas, de las cuales 3.689 fueron representantes de las comunidades étnicas, se firmó el Plan de Acción el 23 de febrero de 2019, con esta visión:

En el 2029 los pueblos étnicos organizados al interior de la subregión Pacífico Medio seremos un espacio intercultural, ambiental, biodiverso y autónomo, sin racismo ni discriminación, con capacidad de incidir en espacios que permitan garantizar el progreso socioeconómico, cultural y espiritual, donde seamos los actores protagónicos de un proceso sostenible. En este documento también quedaron plasmadas 629 iniciativas y propuestas de la comunidad, con el fin de dar soluciones desde y para la gente. Se destaca que 258 de esas iniciativas tienen un enfoque étnico. Para obtener una metodología que priorice y tengan eficacia las inversiones, las iniciativas se dividieron en 8 pilares de desarrollo. Por eso el pilar de Educación Rural y Primera Infancia con un 24% de las iniciativas, muestra la preocupación por el futuro de las niñas, niños y jóvenes, que son la mayor proporción de población, y en el futuro una importante fuerza productiva que requiere capacidades para ello. Le siguieron los pilares de Reactivación Económica y Producción Agropecuaria (18%), Reconciliación, Convivencia y Construcción de Paz (15%), Salud Rural (13%) e Infraestructura y Adecuación de Suelos (11%), cada una buscando pasar la página del aislamiento y la falta de oportunidades, por una de solidaridad y cooperación. Finalmente, y no por ello menos importantes, los pilares de Ordenamiento de la la Propiedad Rural y Uso del Suelo (7%), Vivienda, Agua Potable y Saneamiento Básico Rural (7%) y Sistema para la Garantía Progresiva del Derecho a la Alimentación (6%), se enfocan en encontrar un territorio armónico, en el que cada uno de los 385.062 habitantes cuente con espacios dignos y un ambiente seguro.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial